Declaración de FUMEC sobre el logro del acuerdo final

Mensaje de acompañamiento y celebración sobre el histórico Acuerdo de Paz entre el Gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia—Ejército del Pueblo (FARC EP) 

                wscf01                                                  fumec

“Somos Muchos, Somos Uno” Enviados a construir la Paz de Dios”

El pasado 29 de agosto el Gobierno colombiano y las FARC-EP anunciaron el acuerdo definitivo que pone final a una guerra de más de 50 años. Cerrando las negociaciones que se sucedieron en los últimos 4 años, en la Habana, Cuba, y dando luz a un nuevo escenario histórico para todos los y las colombianas.

La Federación Universal de Movimientos Estudiantiles Cristianos celebra el histórico Acuerdo de Paz alcanzado y desea expresar su acompañamiento para con el Movimiento Estudiantil Cristiano de Colombia, las Iglesias y las organizaciones que trabajan día a día por una paz con justicia en las etapas que continúan.

Celebramos el acuerdo histórico alcanzado por las partes. Así como todos los procesos que apunten a restaurar la dignidad humana promoviendo la inclusión y la equidad.

Reconocemos y saludamos el trabajo comprometido del Dialogo Inter-Eclesial de Paz – DIPAZ, espacio que nuclea a Iglesias y Organizaciones Basadas en la Fe en Colombia, a través de los procesos que ofrecieron garantías, observación, acompañamiento e incidencia.

Reafirmamos nuestro compromiso de ser un espacio que promueva la solidaridad internacional con Colombia a través de nuestros Movimientos Estudiantiles Cristianos a nivel Global y a entera disposición de las organizaciones e iglesias que trabajan por la Paz en Colombia.

Animamos a que más jóvenes y estudiantes puedan formarse, reflexionar y actuar sobre lo que sucede en su contexto. Procurando además a la construcción de memoria e identidad para garantizar un futuro más justo y pacífico.

Creemos en la responsabilidad de las partes en dar viabilidad e implementación a los acuerdos alcanzados. Asimismo, la necesidad de que los diálogos entre el Ejercito de Liberación Nacional y el Gobierno puedan comenzar pronto; apuntando a nuevos acuerdos que pongan fin a cualquier hostilidad y violencia.

Oramos por todos los y las colombianas. Por los y las hacedores de Paz. Por los y las jóvenes y estudiantes colombianos. Por los desafíos que tienen por delante en los procesos post-acuerdo, para que Dios esté presente en su trabajo y obre en medio de ustedes para un proceso de construcción de una paz integral, justa y duradera.

Seguimos en solidaridad!

Necta Montes. Secretaria General FUMEC

Marcelo Leites. Ejecutivo Regional FUMEC América Latina y el Caribe.

31 August 2016

 

The Interchurch Dialog for Peace, DiPaz, Celebrates the Finalization of the Peace Accords between the Colombian Government and the FARC Guerrilla

Logo DiPaz Completo

Bogotá, Colombia

August 24, 2016

He shall judge between the nations, and shall arbitrate for many peoples; they shall beat their swords into plowshares, and their spears into pruning hooks; nation shall not lift up sword against nation, neither shall they learn war any more. Isaiah 2:4 (NRSV)

The time to beat our weapons into instruments of peace has arrived! The biblical promise speaks to this achievement of a final peace agreement between the Colombian Government and the FARC guerrilla! Because of this we are filled with hope!

We appreciate the commitment and persistence of the Colombian Government and FARC guerrilla negotiation teams that enabled them to reach a final peace agreement and end the armed conflict. The end of this more than fifty-year-old conflict is an important step forward that enables us to begin processes of truth, justice, antimilitarism, nonviolence and reconciliation. As DiPaz we consider this agreement to be a sign of the times, an opportune moment and good news that leads us towards conflict transformation in Colombia. Because of this we are filled with hope!

The conversation stage has ended and now we prepare for the implementation of the accords; a time where we seek the fullness of life, where the table is served and shared with all from every region and territory in Colombia; no exceptions, no discrimination, no violations of rights, no repeat victims, no more attacks on our shared home, gift of gifts, our mother earth. Because of this we are filled with hope!

As we affirm the step taken today we also recognize the need to go further and call on the Colombian government and the National Liberation Army – ELN to begin peace talks. As DiPaz we reaffirm our call to do this as soon as possible. Because of this we are filled with hope!

As we move towards implementing the peace accords we reaffirm our role, as churches and faith-based organizations, of prophetically proclaiming the good news. As part of Colombian civil society, we are aware that the post-accords period will require all our effort and commitment as accompaniers and verifiers to demand the implementation of that which has been agreed. Because of this we are filled with hope!

We say yes to the peace agreement!

Interchurch Dialog for Peace, DiPaz

160825 DiPaz Statement on Peace Accord

EL DIÁLOGO INTERECLESIAL POR LA PAZ, DIPAZ, CELEBRA CON GOZO Y ESPERANZA EL LOGRO DEL ACUERDO FINAL, INTEGRAL Y DEFINITIVO ENTRE EL GOBIERNO NACIONAL Y LAS FARC-EP

Logo DiPaz Completo

Bogotá, 24 de agosto de 2016

¡Por eso es que hoy tenemos esperanza!

“El Señor juzgará entre las naciones y decidirá los pleitos de pueblos numerosos. Ellos convertirán sus espadas en arados y sus lanzas en hoces. Ningún pueblo volverá a tomar las armas contra otro ni a recibir instrucción para la guerra”. Isaías 2:4 (DHH).

¡El tiempo de convertir nuestras armas en instrumentos de paz ha llegado! ¡La promesa bíblica es un anticipo de este acontecimiento esperanzador que significa el logro de un acuerdo final entre el Gobierno Nacional y la Guerrilla de las FARC-EP! ¡Por eso es que hoy tenemos Esperanza!

Valoramos el compromiso y la persistencia de las delegaciones del gobierno colombiano y las FARC-EP por alcanzar un acuerdo que de fin a la confrontación armada. Poner fin a esta confrontación de más de 50 años representa un paso fundamental para encaminarnos como sociedad colombiana hacia procesos de Verdad y Justicia, Antimilitarismo, Noviolencia y Reconciliación. Por eso como DiPaz interpretamos el logro de un acuerdo final como un signo de los tiempos, como un momento oportuno, como una Buena Noticia que nos conduce hacia la transformación del conflicto en Colombia. ¡Por eso es que hoy tenemos esperanza!

Ha finalizado la etapa de conversaciones y ahora nos aguarda la implementación de los acuerdos, aquella experiencia que procura la vida plena, donde la mesa compartida este servida para todos y todas en cada región y territorio de nuestra Colombia, sin exclusiones ni discriminaciones, sin violaciones de derechos, sin revictimizaciones y sin atentar contra nuestra única casa común, don de dones, nuestra madre tierra. ¡Por eso es que hoy tenemos esperanza!

Afirmar este día histórico pone de manifiesto la necesidad de ir por más y lograr así que el Gobierno Nacional y el Ejército de Liberación Nacional, ELN, instalen la mesa de conversaciones. Como DiPaz reiteramos nuestro llamado a la partes para hacer esto posible cuanto antes. ¡Por eso es que hoy tenemos esperanza!

En el camino que sigue con la implementación de los acuerdos reafirmamos nuestro rol profético de anuncio de las buenas nuevas como iglesias y organizaciones basadas en la fe. Como parte de la sociedad civil colombiana, conscientes somos que el posacuerdo demandará todo nuestro esfuerzo y compromiso como acompañantes y veedores que exigen la implementación de lo acordado. ¡Por eso es que hoy tenemos esperanza!

¡Sí a los acuerdos logrados!

Diálogo Intereclesial por la Paz, DiPaz

Pronunciamiento DiPaz-Acuerdo Final 24.08.16

 

El  Diálogo Intereclesial por la Paz – DIPAZ-   Le dice Sí a los acuerdos logrados a través del proceso de conversaciones entre el gobierno colombiano y las FARC-EP

foto DiPaz7

En el marco de la refrendación de los acuerdos logrados a través del proceso de conversaciones entre el gobierno colombiano y las FARC El  Diálogo Intereclesial por la Paz – DIPAZ-   Le dice Sí a los acuerdos logrados a través del proceso de conversaciones entre el gobierno colombiano y las FARC-EP

Sí,  Porque el proceso de conversaciones entre el gobierno colombiano y las FARC-EP contribuyen a la búsqueda de la paz en Colombia.

Sí, Porque los acuerdos contribuyen a la  terminación  del conflicto armado que vive Colombia y que ha dejado más de ocho  millones de víctimas.

Sí,  Porque el desescalamiento del conflicto del último año entre el gobierno y las FARC-EP demuestran que sí es posible que vivamos sin la confrontación armada. En el último año las cifras del conflicto armado cayeron a niveles mínimos en 52 años.

Sí, Porque se está dando la oportunidad para que el pueblo colombiano se manifieste y diga “Sí” o “No” a los acuerdos logrados por el gobierno colombiano y las FARC-EP.

Sí, Porque existen mecanismos de participación ciudadana en Colombia, establecidos en la Ley 134 de 1994 que pueden ser usados para consultar a la ciudadanía sobre temas esenciales para la vida del país. Uno de los mecanismos es el plebiscito.

Sí, Porque el gobierno colombiano y las FARC-EP acordaron acoger como mecanismo de refrendación la decisión que profiriera la Corte Constitucional, la cual se presentó con la Sentencia C- 397 de 2016 “por la cual se regula el plebiscito para la refrendación del acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera.”

Sí, Porque la Constitución Política de Colombia establece en su Artículo 22 que la paz es un derecho y un deber de obligatorio cumplimiento y el proceso de conversaciones entre el gobierno colombiano y las FARC-EP contribuyen a la búsqueda de la paz en Colombia.

, Porque es una oportunidad para dar una vuelta a la página en nuestra realidad colombiana, escribir un nuevo capítulo en el que empecemos a dirimir nuestras diferencias políticas de manera no violenta y que contribuyamos a una convivencia en paz entre nosotros.  

¿Y como persona cristiana por qué debo debo decir “sí” a la refrendación de los acuerdos?

– Porque los acuerdos son el fruto de un proceso de conversaciones entre dos partes que han mantenido una confrontación armada, dejando más de ocho millones de víctimas y una larga historia de violencia. El acuerdo buscan aportar a la terminación de este conflicto y dar pasos a la construcción de la paz donde no se valide el uso de la fuerza.

– Entendemos que “nuestra sociedad está construida sobre pilares de exclusión, injusticia, avaricia, impunidad, desigualdades y pobreza, que necesitan ser corregidas para que haya paz duradera. Estas cosas ofenden a Dios y volvemos a escuchar sus palabras a Moisés: -He visto cómo sufre mi pueblo. Los he oído quejarse por culpa de sus capataces, y sé muy bien lo que sufren. Por eso he bajado, para salvarlos…-” Ex. 3:7-8

– Porque muchas de nuestras iglesias han sido víctimas del conflicto armado y quieren terminar esta etapa de su historia, con más oportunidades para trabajar la tierra y con libertad para anunciar el mensaje del Reino de Dios.

– Porque el evangelio de Jesús nos invita a ser dichosos construyendo la paz y no promoviendo la guerra. Mateo 8:9.

– Porque nuestras iglesias entienden que  “Dios es un Dios de paz; Jesucristo es Señor de paz (Ef. 2:14-17); su  Espíritu es Espíritu de Paz; su Reino es reinado de paz (Rom 14:17); su evangelio es la buena nueva de paz (Ef 6:15); sus hijos son hacedores de paz (Mt 5:9)”.

– Porque iglesias cristianas en Colombia entienden que su misión es ser la sal de la tierra y la luz del mundo (Mt 5:13) promoviendo acciones e iniciativas donde se reclama la justicia (Is 58:6-8), animan el perdón (2Cro 7:14), acompañan la recuperación de las heridas hasta sanar (Is 56:6-8) y proclaman la reconciliación (Salmo 85:10) contribuyendo a la transformación del país.

LOGO DIPAZ

DIÁLOGO INTERECLESIAL POR LA PAZ, DIPAZ.

Statement by the Inter-Ecclesiastical Dialogue for Peace (DiPaz) and members of the ACT Alliance Colombia Forum

Bogota, July 4th, 2016

Our churches and faith-based organisations are committed to providing accompaniment for the civilian population in the demobilization zones in the context of the Colombian peace-process, through the implementation of protection measures, peace education and reconciliation, and verification of the ceasefire and demobilization process.

On June 23, 2016, the Colombian Government and the largest guerrilla group in Colombia, the FARC-EP, made a Joint Statement[1] announcing their agreement on Bilateral and Definitive Ceasefire, End of Hostilities and Disarmament. The agreement defines 31 areas for the demobilization of the FARC over a period of 6 months[2]. As with the previous partial agreements, the bilateral ceasefire and disarmament will begin to operate once the final peace agreement is signed, which is expected to occur within the next few months.

We welcome this agreement and recognize its importance for building a just and sustainable peace in Colombia. At the same time we are concerned about the implications for the local civilian population of the establishment of these Demobilization Zones, and the risk of incursions by other armed groups into the territories where the FARC has traditionally had a presence. We believe there is an increased risk of confrontation in these areas between other non-state armed actors, such as post- or neoparamilitary groups and the ELN  guerrilla group.

Since July 20 last year, when the FARC-EP guerrilla declared a unilateral ceasefire, the members of the Inter-Ecclesiastical Dialogue for Peace (DiPaz) have conducted pastoral visits to verify compliance with the ceasefire. During these visits we have witnessed the vulnerability of the civilian population in the territories and as we have expressed in a previous statement[3], we are deeply concerned about the huge challenge that this vulnerability, as well as the continuity of paramilitary structures and the prolongation of the armed confrontation between the national government and the ELN, represent for the implementation of the Final Peace Agreement.

The civilian population that lives in the demobilization zones has also expressed uncertainty, fear and anxiety over the peace-process, in particular regarding the demobilization process.

This situation has already caused concern among churches and faith-based organizations internationally. The Central Committee of the World Council of Churches (WCC) has committed to “studying – in collaboration with the ACT Alliance and other ecumenical partner organisations – ways of supporting and promoting the effective participation of churches, religious organisations and civil society in the following stages of dialogue between the Colombian Government and the FARC-EP” [4].

At this historic moment, when we have the opportunity to put an end to one of the longest running armed conflicts in the world, churches and other DiPaz member organisations consider that it is of vital importance to provide accompaniment for the civilian population, through the implementation of protection measures, pedagogical actions for peace and reconciliation, and verification of the ceasefire and demobilization process.

To do this, we the members of DiPaz, and members of the ACT Alliance Colombia Forum are committed to establish Humanitarian Protection Houses in some of these zones, with permanent national and international presence and accompaniment to the communities, and to contribute to their protection, while also urging the government and local, regional and national authorities to implement the necessary measures to maintain safety and security in these territories. We appeal to the international community to act as an observer of this process with the goal of safeguarding the rights and protection of the civilian population.

END

Picture1

  1. Asociación Menonita para la Paz, Justicia y Acción Noviolenta (Justapaz)
  2. Comisión de Paz del Consejo Evangélico de Colombia – (CEDECOL).
  3. Comisión Intereclesial de Justicia y Paz
  4. Comunidades Construyendo Paz en los Territorios (CONPAZ)
  5. Concilio de las Asambleas de Dios de Colombia (AD)
  6. Confraternidad Carcelaria de Colombia
  7. Consejo Latinoamericano de Iglesias (CLAI)
  8. Corporación para el Desarrollo Social Comunitario (CORSOC)
  9. Corporación Universitaria Reformada (CUR)
  10. Fundación Menonita Colombiana para el Desarrollo (Mencoldes)
  11. Fundación Universitaria Bautista (FUB)
  12. Hermanas Franciscanas de Nuestra Señora de Lourdes, Colombia.
  13. Iglesia Evangélica Luterana de Colombia (IELCO)
  14. Iglesia Presbiteriana de Colombia (IPC)
  15. Movimiento Estudiantil Cristiano de Colombia (MEC)
  16. Visión Mundial Colombia

Actalliance_sRGB-350x53 (1)

                         Colombia Forum

  1. Lutheran World Federation (LWF)
  2. Lutheran World Relief (LWR)
  3. ICCO Cooperation
  4. Christian Aid
  5. Swiss Church Aid (HEKS EPER)
  6. Diakonie Katastrophenhilfe (DKH)
  7. Church of Sweden
  8. Centro Regional Ecuménico de Asesoría y Servicio (CREAS)

___________

[1]http://www.altocomisionadoparalapaz.gov.co/procesos-y-conversaciones/documentos-y-comunicados-conjuntos/Paginas/Comunicado-Conjunto-No-75-22-junio-2016.aspx

[2] The “Transitory Normalization Zones” as these demobilization areas are called, have three objectives: facilitate the end of hostilities, guarantee disarmament and contribute to the transition of FARC-EP combatants to civilian life.

[3]https://dipazcolombia.wordpress.com/2016/06/23/dipaz-manifiesta-su-alegria-y-su-esperanza-por-lo-que-significa-el-historico-comunicado-conjunto-75/

[4]http://www.oikoumene.org/es/resources/documents/central-committee/2016/statement-on-colombian-bilateral-ceasefire-agreement

 

Originalmente publicado en: http://actalliance.org/

Ver en: http://bit.ly/2bvX3U9

 

Comunicado DiPaz: sobre los protocolos y anexos del acuerdo sobre Cese al Fuego y de Hostilidades Bilateral y Definitivo y Dejación de las Armas acordado entre el Gobierno Colombiano y la Guerrilla de las FARC-EP

5 de agosto de 2016

Comunicado DiPaz protocolos

“Ellos forjarán sus espadas en rejas de arado y sus lanzas en herramientas para podar.

No peleará más nación contra nación, ni seguirán entrenándose para la guerra.”

Isaías 2:4 (NTV)

 

El Diálogo Intereclesial por la Paz, DiPaz, saluda el anuncio sobre los protocolos y anexos del acuerdo sobre Cese al Fuego y de Hostilidades Bilateral y Definitivo y Dejación de las Armas acordado entre el Gobierno Colombiano y la Guerrilla de las FARC-EP, que se divulgó hoy, en comunicado conjunto No. 83 leído por los Garantes Internacionales del Proceso.

El anuncio se da en el momento que dos misiones de delegadas y delegados de DiPaz, junto con acompañantes internacionales, se encuentran en los departamentos de Cauca, Antioquia y Chocó explorando y diagnosticando la situación comunitaria e institucional, la de actores privados, de seguridad y protección, climáticas y de infraestructura en el entorno dos Zonas Veredales Transitorias de Normalización y un Punto Transitorio de Normalización.

Las misiones pretenden contar con un diagnóstico que sirva para el diseño de propuestas de acción como ciudadanía en la verificación de los acuerdos sobre cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo y dejación de armas.

Las comunidades afectadas por el conflicto social y armado, las lideresas y líderes religiosos han expresado su compromiso con la implementación de los acuerdos, así como sus temores por la ausencia de información clara y una pedagogía de paz que profundice las dimensiones de lo acordado y sus implicaciones en la construcción de paz en los territorios.

DiPaz reitera su compromiso con todas sus capacidades materiales, éticas y sociales en los territorios donde sus iglesias y organizaciones apoyan a las comunidades en la construcción de la paz con justicia, con la verificación en el cumplimiento de los acuerdos que se alcancen en la mesa de conversaciones de La Habana.

DiPaz reitera su llamado al gobierno y al ELN a iniciar la mesa de conversaciones con la agenda ya acordada.

 

Diálogo Intereclesial por la Paz en Colombia